Gestión del trabajo y gestión del tiempo

Gestión del trabajo y gestión del tiempo

Siempre ando escribiendo sobre los casos reales que me encuentro con los clientes de NetManager, sus problemas, sus soluciones, sus preguntas, respuestas, etc.

Durante este último mes y gracias a un esfuerzo por parte de muchas personas alrededor de mi empresa, ésta se ha visto recompensada con un volumen de trabajo que pensé que nunca iba a llegar a conseguir, pues bien, esta vez escribo sobre mis problemas y las soluciones de mi empresa y no es más que la gestión de altos volúmenes de trabajo en cortos periodos de tiempo.

Hay que tener en cuenta que cada empresa, persona o situación son distintas, así que recordad que tenéis que ejecutar un plan de acción en consecuencia a los que os exija el momento.

NetManager ha recibido en los últimos meses una serie de encargos de trabajo de empresas bastante grandes a nivel provincial, las cuales siempre exigen una calidad extra a la que solemos dar. Además hay que cumplir los tiempos de acción ya que no se andan con tonterías al firmar un contrato donde todo está definido. Si no cumples los plazos, no te pagan. Así de simple.

No me enrollo más y os dejo con la forma de organización que he elegido y que de momento me funciona a la perfección (aunque como habréis observado, no me deja mucho tiempo para escribir por aquí):

  • Mesa Ordenada: Sí, es obvio, pero no tanto en mi mente caótica. Una mesa ordenada es el reflejo de una mente ordenada. Pero, ¿por qué he de ordenar todos los días mi mesa antes de finalizar la jornada laboral? Bien simple: “cuando llegues al día siguiente a ella, puedes empezar a trabajar nada más llegar”
  • Agendas y Listas de Tareas: Pues bien, aquí yo os digo que utilicéis las dos. JAMÁS había usado una agenda en la tablet o el teléfono, como mucho las alarmas, pero mira que he sido imbécil. Ahora no se vivir sin ellas. Utilizo la que viene con mi smartphone Android y la tengo sincronizada con mi cuenta de GMAIL. Así no se me escapa nada. Las listas de tareas las tengo configuradas para que suene la alarma una vez cada 30 minutos. Es desesperante pero al final haces lo que tenías apuntado.
  • Establecer prioridades: No es lo mismo configurar una web para que sea óptima en SEO que cambiar una imagen que no le guste al cliente. Sé que hay que hacer lo que el cliente te pida lo antes posible, pero es que si no funciona bien el SEO en la web, el cliente no vende, si no vende no cobra, si no cobra no tiene dinero y si no tiene dinero no puede pagarte (esto es solo un ejemplo a groso modo).
  • Dividir y Delegar: Si ves que el trabajo te supera en tiempo, delega. Pasa trabajo a uno de tus empleados y si tu empresa eres tu solo, busca colaboradores a los que pagues por horas, por objetivos o por trabajos finalizados. Yo he tenido que delegar por ejemplo, varias imágenes corporativas de clientes para cumplir con los plazos de entrega, y aunque ganes un poco menos, tu reputación crecerá por ser un buen proveedor de servicios.
  • Evita interrupciones: Lo de las interrupciones es muy difícil de evitar, sobre todo si trabajas desde casa en periodos del día o todo el tiempo. Por eso en la oficina yo le digo a mi secretaria que no me pase llamadas en periodos del día determinados.
  • DESCANSA: Para mi es lo más importante. El tiempo es oro y el oro es dinero, si no descansamos lo suficiente no rendimos de forma correcta. Si esto ocurre perdemos tiempo y si perdemos tiempo, perdemos dinero. Así que deducimos que DESCANSAR = DINERO

Y poco más, esto son los pasos que más o menos sigo y de momento va bien.

No os digo que sigáis todo esto al pie de la letra, pero analizaos y ved en los puntos que flaqueáis o necesitáis reforzar a la hora de organizaros para trabajar.

SALUD!

About the autor:

Apasionado de las Nuevas Tecnologías, la Fotografía y la Cocina. Me encanta el cine, leer, la música y los animales. Pensador incansable e inconformista innato. Me gusta buscarle los 18 pies al gato y no parar hasta conseguir mi objetivo. Mi Perfil de Google+

Deje su comentario